GeopolíticaOne Bel, One Road

Xi Jinping, llamado de cariño “Xi Dada” (tío Xi), es posiblemente el líder más poderoso e influyente que ha gobernado la República Popular China desde Mao Zedong. Su credo personal, el Renacimiento de la Gran Nación China – el Sueño Chino (中国梦)- ha dominado durante los últimos cinco años su agenda política. Desde su toma de poder en noviembre de 2012, Xi ha impulsado a ultranza una red de inversiones en infraestructuras megalómanas, aludiendo a la antigua Ruta de la Seda que unía Asia con Europa. La iniciativa, conocida popularmente como One Belt, One Road (Una Franja, Una Ruta) (一带一路), aparece como un instrumento clave para alcanzar el Sueño Chino: restaurar y legitimar el resurgimiento de China como potencia mundial y superar de una vez por todas la pesadilla vivida tras las guerras del Opio del siglo XIX y sus consecuentes humillaciones por parte de las potencias coloniales europeas.

¿Y respecto de México?

Las políticas y mensajes que han emanado desde Washington por la administración Trump ha establecido una valla relativamente baja para China y sus relaciones con México. La desagradable retórica, el tema recurrente del muro, DACA, así como la incertidumbre del TLC, han propiciado que México piense “seriamente” en diversificar sus lazos comerciales – y China comienza un esfuerzo para llenar los vacíos dejados por la política exterior norteamericana.
En los últimos meses, Beijing ha iniciado debajo del Rio Grande una ofensiva amigable sin precedentes: adicionalmente a la invitación extendida a México para la cubre de BRICs el año pasado, China ha aludido a la importancia que guarda México en su iniciativa One Belt, One Road.
¿Estamos los mexicanos enterados y preparados para aprovechar esta coyuntura? ¿Realmente la política exterior comercial y económica es seria para voltear a ver otros horizontes y oportunidades o solamente son reacciones de despecho? Sería una pena dejar pasar esta oportunidad por estar distraídos en noticias poquiteras y de corto plazo, así como de intereses personales de la clase que tiene las riendas del país.

Más información en estas lígas:

China invites Latin America to take part in One Belt, One Road

China’s ‘Period of Strategic Opportunity’ in Mexico

One Belt and One Road’: Connecting China and the world

Can China profit from Trump’s hostility to Mexico? It’s complicated

China’s Irresistible Rise